Inicio Viajes, rutas y destinos por España Castilla La Mancha Por los embriagadores campos de lavanda de Brihuega

Por los embriagadores campos de lavanda de Brihuega

4123
4

En medio de los pintorescos paisajes de la provincia de Guadalajara, se encuentra un paraíso de lavanda en flor que asegura una experiencia embriagadora y fascinante. En este artículo, profundizaremos en el encanto de sus campos, brindándote información esencial y consejos para aprovechar al máximo tu visita.

Los campos de lavanda de Brihuega ofrecen un festín visual y aromático para los sentidos. Desde finales de junio hasta principios de agosto, el paisaje se transforma en un tapiz inusual donde predominan los colores púrpuras y verdes a medida que las plantas de lavanda alcanzan su punto máximo de floración. La imagen de interminables hileras de lavanda que se extienden hasta donde alcanza la vista es impresionante.


Para celebrar la floración de la lavanda, Brihuega organiza todos los años sus animadas fiestas de la lavanda. El pueblo cobra vida con música, baile y el omnipresente dulce aroma de la lavanda. Los visitantes pueden participar en estos festivales, disfrutar de las delicias locales y comprar productos de lavanda hechos artesanalmente por los lugareños.

Mientras recorremos estos campos, advertimos que el aire se inunda de la deliciosa fragancia de la lavanda. Las notas aromáticas te envuelven, creando un ambiente sereno y relajante. Sin duda una experiencia olfativa difícil de igualar, que te adentra en los relajantes aromas que brinda la naturaleza.


Para aprovechar el tiempo y apreciar en profundidad tanta belleza, existe la posibilidad de sumarte a alguna visita guiada. Guías experimentados te acercarán a la historia, el cultivo y los actuales usos de la lavanda, además de compartir anécdotas y otras curiosidades del entorno de la localidad de Brihuega. También te mostrarán las distintas variedades de lavanda, cada una con sus características y usos. Desde la fragante lavanda inglesa hasta la audaz y colorida lavanda francesa, los visitantes pueden sumergirse en un mundo de diversas especies de lavanda en algunas de las demostraciones y talleres especializados.

También, este entorno ofrece infinitas oportunidades para que los amantes de la fotografía capturen imágenes poco comunes del paisaje castellano-manchego. Desde primeros planos de las flores de lavanda hasta panoramas de gran angular de estas infinitas extensiones. Dependiendo de la sensibilidad de cada autor, infinitos ángulos ofrecen instantáneas perfectas a la espera ser inmortalizadas.

Además, antes o después del obligado paseo por las campiñas,  Brihuega te  ofrece la posibilidad de disfrutar de las delicias culinarias locales y los productos con infusión de lavanda: distintos tipos de miel con infusión de lavanda, jabones artesanales, aceites aromáticos y otros productos elaborados con esmero por los artesanos locales.


La tradición del cultivo de la lavanda en Brihuega se remonta a siglos atrás. El clima favorable y las condiciones del suelo lo convierten en un lugar ideal para su cultivo. A lo largo de los años, los lugareños han perfeccionado sus técnicas de cultivo, preservando la autenticidad de este paraíso.

La lavanda ha sido apreciada por sus propiedades medicinales y culinarias a lo largo de la historia. Los lugareños de Brihuega han transmitido recetas y remedios milenarios, aprovechando el poder de la lavanda para la curación y la gastronomía. No en vano, muchos restaurantes de la zona incorporan la lavanda en sus platos, ofreciendo una exquisita gastronómica poco común en nuestra geografía.

Algunos consejos a tener en cuenta en tu visita a los campos de lavanda

Los campos de lavanda de Brihuega son más espectaculares desde finales de junio hasta principios de agosto. Procura que tu visita coincida en este período para presenciar la floración de la lavanda y disfrutar de la mejor experiencia posible.

Es importante vestirse cómodamente y usar calzado adecuado. Recomendable el uso de ropa ligera y transpirable, así como zapatos cómodos para caminar, para garantizar una visita placentera.

Cuando pasamos tiempo al aire libre, es importante protegerse de los rayos del sol con protectores solares, sombreros y también puede ser recomendable llevar un pequeño paraguas o sombrilla para protegerse del calor excesivo en las horas más críticas de la jornada.

Durante la visita a los campos de lavanda de Brihuega, es fundamental respetar el entorno que nos rodea. Evite pisotear las plantas, siga los caminos designados y absténgase de recoger o dañar la lavanda. Practicando un turismo responsable, podemos ayudar a preservar este tesoro natural para las generaciones futuras.

Si bien Campos de Lavanda es sin duda lo más destacado de Brihuega, la localidad ofrece más para explorar. Desde monumentos históricos hasta pintorescas callejuelas salpicadas de tentadores comercios.

Descubriendo Brihuega

La localidad también cuenta con un rico patrimonio histórico que se remonta a la antigüedad. Por sus empedradas calles emergen maravillas arquitectónicas que son testimonio de su rico pasado histórico.

El icónico Castillo de Brihuega es una atracción de visita obligada. Construido durante la época musulmana, esta fortaleza jugó un papel importante en la Reconquista. En la actualidad, brinda la posibilidad al visitante de poder recorrer sus antiguas murallas y disfrutar de las excepcionales vistas panorámicas del campo circundante.

También la Iglesia de Santa María de la Peña, un bello ejemplo de arquitectura gótica, con detalles admirables en su fachada y un espacio interior digno de contemplar.

Y el Real Císter, antiguo monasterio cisterciense, es otra de sus joyas históricas, de placenteros jardines y claustros bien conservados.

Un auténtico placer continuar para seguir descubriendo entre callejuelas y soportales otros edificios emblemáticos como la Real Cárcel de Carlos III, la Real Fábrica de Paños, La Casona de los Gómez, el edificio del Ayuntamiento, las Cuevas Árabes, su Plaza de toros o su histórico Rollo (o Picota) símbolo durante siglos de que Brihuega mantiene su carácter de villa y no de aldea. Así como el Museo de miniaturas del Profesor Max y el Museo de Brihuega, dónde disfrutar adentrándonos un poco más en la historia de la villa.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

¿Eres propietario de algún establecimiento o empresa turística? Si quieres incluir tu alojamiento, restaurante, empresa de aventura, turismo y salud, actividades, etc… entre los Datos Prácticos, y estás interesado en aparecer mencionado y destacado en este apartado, solicita información y nos ponemos a trabajar en ello. Formulario de contacto >>>


 

4 COMENTARIOS

  1. Estuvimos en Brihuega el fin de semana pasado. Un ambientazo total! y con la música de fondo del concierto de Víctor Manuel al atardecer estuvo genial! Muchas gracias por el articulo, queda bien reflejado el ambiente que se disfruta por allí.

  2. Hola, Luis Medina. En tu reportaje has descrito muy bien, Pero tengo que comentar que el pueblo de Brihuega no está preparado para recibir a tantos visitantes, resulta agobiante. Está muy cerca de Madrid, y, por otra parte, por hacer una foto (vestidos y vestidas de blanco) entre los cultivos para subir a las redes sociales, tampoco merece tanto la pena. El tema de la lavanda de Brihuega está exageradamente publicitado. Parecen los segundos sanfermines, les falta la pañoleta roja. Gracias!

  3. Un artículo muy bonito sobre Brihuega y sus campos de la lavanda, me parece muy atractivo pasear por sus calles decoradas para la ocasión y luego ir a disfrutar de una bonita puesta de sol en los campos, este año ha sido espectacular con la música de fondo de Víctor Manuel. Gracias por el artículo

  4. Buen artículo , sobre estos preciosos campos y Brihuega.
    Volveré, sin duda.!!!!
    Gracias Luis Medina, por contarnos un poquito más

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.