Inicio Viajes y turismo por Europa Europa Central y Occidental Un paseo en barco por París

Un paseo en barco por París

3122
0

En París, en la ciudad del amor, siempre hay algo que hacer o un rincón que descubrir. Hoy en este post te mostramos cómo aprovechar «a tope» unos días en la capital francesa.

No te preocupes si tu escapada a París es de tres o cuatro días. Puede que antes de organizar el viaje creas que es poco y que no te va a dar tiempo de ver y disfrutar de la ciudad. ¡Pero nada más lejos de la realidad! Te aseguro, yo misma lo he hecho, que puedes recorrer la ciudad andando en tres días y ver, ya no solo lo más importante, sino también tomarte un respiro durante un paseo por el Sena en barco.

¿Por qué un paseo por el Sena siempre será la mejor opción?

Respondiendo a la pregunta, diremos que porque, aunque a veces se piense que es un plan únicamente para parejas que buscan celebrar, por ejemplo, un aniversario o un compromiso, no es así. En realidad, las alternativas a la hora de disfrutar en un paseo en barco por el Sena son muchas más. Por supuesto, para hacer también con amigos y familia.

Paseo en barco por el Sena. Podríamos decir que esta es la opción más sencilla y, por tanto, la más barata. Con precios que rondan los 20 euros y una duración del crucero de 1 hora, os dará tiempo a ver los monumentos más llamativos como la Torre Eiffel o el Museo del Louvre.

Paseo con almuerzo y música en directo. Si vas con amigos y con ganas de vivir una experiencia inolvidable estoy segura de que este es el plan que más se ajusta a vosotros. Con un precio que no es excesivamente elevado teniendo en cuenta que nos encontramos en París, este paseo os hará enamoraros definitivamente de la ciudad.

Crucero con cena. Esta opción, no nos vamos a engañar, es la más cara, pero también la más completa. Especialmente recomendada para parejas, suele tener una duración aproximada de dos horas y el menú es bastante completo (por lo general, la bebida se paga aparte). Aunque las recetas varían en función del barco que escojas, el estilo es similar: muy romántico y con platos que incluyen un entrante, un plato principal y un postre. ¡Os aseguramos que todo está buenísimo!

Qué ver en París en 3 días

Si tenéis bien las piernas, yo optaría por recorrer la ciudad andando. Si bien es cierto que acabareis cansadísimos, esta es, sin lugar a dudas, la mejor forma de conocer una ciudad. Por si acaso sois más de combinar el ir a pata con el transporte público, aquí os dejamos lo que sí o sí tienes que ver.

Museo del Louvre. No sabría deciros si es más impresionante por fuera o por dentro. Su pirámide de cristal, que es el acceso al museo, siempre está repleto de gente fotografiándose porque, sin duda, es uno de los mejores sitios para hacerlo. Dentro del museo, como ya sabéis, el famoso cuadro de la Gioconda de Leonardo da Vinci. Admito que formo parte de ese amplio grupo de personas que consideran a la obra bastante decepcionante por su tamaño. De todas formas merece la pena verla. El museo tiene días de acceso gratuito.

Torre Eiffel. ¿Estáis pensando en haceros aquí otra fotografía? Porque ya os aviso de que es bastante complicado conseguir que salga la torre completa. Esta obra arquitectónica de Gustave Eiffel, que se diseñó con motivo de la Exposición Universal de 1889, atrae a millones de turistas al año. Cada día son miles los que suben hasta arriba del todo. De sus vistas, imagino que serán impresionantes, aunque en mi caso estaba cerrada por obras y me tuve que conformar con verla desde abajo.

Iglesia de Notre Dame. Si algo me llamó la atención de París fue el cariño que profesaban todos los parisinos por esta iglesia. No era una cuestión de creencias, sino de historia. ¡Y la verdad que tiene mucha! Ha sido tomada en guerras y entre los cuentos, una historia de fantasmas que os recomiendo escuchéis con atención.

Qué otras cosas hacer en París

Podría enumerar un sinfín de cosas que se pueden y deben hacer en la ciudad del amor. Y alguna que otra que es mejor evitar. Voy a empezar por esto último, por avisaros de que en Francia es mejor controlarse con el café porque allí sus precios son muy elevados. Un desayuno fuera del hotel puede rondar los 10 euros (café con leche y croissant). Así que si echas cuentas te darás cuenta muy rápidamente de que un café con leche en una terraza después de comer te puede costar hasta 5 euros. Y no estamos exagerando. Así que, si no puedes perdonar ni un solo café en tu jornada, al menos no lo tomes al lado del Louvre.

Más allá de ese detalle de los precios que ya muchos conocen de antemano, os voy a recomendar, si vais con vuestra pareja, que colguéis un candado en alguno de los puentes del Sena. ¿Por qué hablo de alguno en general? Desde hace años, el miedo a que el peso de los miles de candados que había en el puente de las Artes de París hiciera al puente ceder y provocar algún accidente, hizo que las autoridades optasen por poner retirarlos todos y poner un cristal que impidiera poner cualquier candado nuevo. Una iniciativa comprensible pero que no ha frenado el amor. Simplemente se han cambiado los candados de sitio (los podéis encontrar en otros puentes, farolas o cualquier calle).

Por último, y no menos importante, me gustaría recomendaros un free tour. Si es vuestra primera vez en la ciudad, yo me decantaría por uno básico que te explique la historia de la capital francesa, cómo ha llegado a ser lo que es y la importancia de sus monumentos. Y, si repites en al ciudad o te sobra tiempo, un tour de misterios siempre es bien recibido. ¡No hay mejor manera de aprender historia que con cuentos de fantasmas!

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra pagina web.


 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.