Inicio Comunidad Valenciana Castellón Castelló, de la ciudad al Grao sin olvidar las playas

Castelló, de la ciudad al Grao sin olvidar las playas

4872
0

Castelló es una ciudad tranquila, sin los agobios de otras localidades del levante español incluso en pleno verano. Es su carácter de amabilidad lo que nos gusta. Hace honor a su antiguo nombre, Castellón de la Plana, ya que no tiene ninguna cuesta y es muy fácil de pasear.

De su pasado lejano no queda más que un pequeño resto de las murallas que la rodeaban para protegerla en el siglo XIII. Pero sí que podemos hacer una ruta por el centro y admirar algunos edificios modernistas. 

En la Plaza Mayor se eleva el Fadrí, torre campanario (s. XVI) de 60 metros de altura, que hizo de cárcel y vivienda del campanero. Junto a él,  la concatedral de Santa María la Mayor (s. XV), el Ayuntamiento y el Mercado Central.

La ruta de la Cerámica

A finales del S. XVIII, la burguesía castellonense va a usar la cerámica como un material de lujo únicamente al alcance de las familias más pudientes, un elemento de ostentación de su posición social: decora las fachadas de casas privadas, retablos, iglesias, patios interiores, mobiliario urbano y murales que repasan momentos clave de la historia de la ciudad.

La Casa de las Cigüeñas (1.912) es un precioso edificio modernista cuya fachada está decorada con cerámica que le otorga una policromía incluso en los pedestales decorados con cigüeñas. Y los bancos con decoración cerámica del Parque Ribalta(1927-1930/2002)

Sin olvidar La entrada de la Fábrica de Azulejos Diago (fines del s. XIX), el edificio de Correos y Telégrafos (1.930) con toques modernistas y el mural de la Plaza Na Violant. Como curiosidad hay que reseñar el azulejo del siglo XVIII que da nombre a la calle Cazadores.

La leyenda cuenta que un labrador araba con sus bueyes, levantó una piedra junto a las raíces de un almez, bajo el que apareció la imagen de una Virgen. La llevó a la autoridad eclesiástica que decidió conservarla en la iglesia parroquial, pero milagrosamente la Virgen habría vuelto a su lugar de origen. Habiéndose repetido el milagro varias veces, el pueblo entendió que era la voluntad de la Virgen que le fuera edificado un templo en el mismo lugar en que fue hallada. Según esta tradición, por haber sido encontrado bajo un almez (celtis australis), a partir de su fruto (almeza o, en valenciano, lledó), a esta imagen se la conoce en valenciano con el nombre de “Mare de Déu del Lledó”, patrona de Castelló. La leyenda se cierra con una plegaria en desuso: «Mare de Déu del Lledó, totes es casen menys jo».

El Grao

Situado a cinco kilómetros de la ciudad, tiene rápido acceso con el Tram, trolebús que une los dos puntos a toda velocidad. Ahora es un puerto moderno que alberga 20.000 habitantes.

Hasta el siglo XVIII los pescadores iban y volvían cada día de la ciudad al grao (que no tenía viviendas) para evitar el asalto de los piratas que accedían sin dificultad a la costa.

En 1.888 se pone en marcha el tranvía a vapor llamado “La Panderola”, cucaracha en castellano, por su color y el humo negro que exhalaba. Su objetivoera  llevar pescado y azulejos a las localidades cercanas. Estuvo en funcionamiento hasta 1.964. Los tres últimos años transportaba viajeros. Podemos ver una locomotora con su vagón en la plaza que lleva su nombre.

Destacamos la celebración cada año de la “Escala a Castelló”, coincidiendo con la semana de Pascua. Durante esas fechas, el puerto de la ciudad acoge a navíos antiguos que se pueden visitarde forma gratuita y conocer su particular historia.

Entre ellos está la réplica de la Nao Victoria, primer barco que dio la vuelta al mundo, y el Pascual Flores, velero exponente del comercio entre el Mediterráneo y la costa oeste de África a principios del s. XX.

Las playas de Castelló

Las playas de Castelló sorprenden por su tamaño, son cuatro kilómetros de arena limpia a 15 minutos del Grao en autobús.

Se dividen en tres zonas: las playas del Pinar, Gurugú y Serradal. Las dos primeras tienen bandera azul, biblioteca y punto de atención a bebés, la Serradal es una playa protegida, pero accesible.

Es una magnífica opción para unas vacaciones de playa sin masificar.

Gastronomía de Castelló y Grao

Los pescados, la sepia y el arroz son indispensables en Castelló.

En el Grao

Como peculiar es su costumbre de “almorçar”, ese tentempié entre desayuno y comida que, en el Grao, consiste en un bocadillo de sepia. Como el de Las Planas, popular bar que fue hotel y que alojó a Ava Gardner mientras rodaba El Cid. Avinguda del Port, 5 tel: 964282305.

En Casa Lola se debe pedir el “arrocito de Castelló”, plato típico de la cocina del Grao, a base de langostino, calamar, rape y alcachofas. Paseo Buenavista, 5 tel: 964284097.

La Tasca del Puerto, restaurante donde comer mero, rodaballo, gamba roja… Avinguda del Port, 13 tel: 964 28 44 81.

En Castelló

Arre ha restaurado hace un año con exquisitez un horno que data del siglo XIV. Nos ofrece un buen menú que incluye la típica “torrà de la terreta” (variedad de carnes locales a la brasa) en una mesa con un hueco central para que cocines y comas al instante. Antonio Maura, 31 tel: 964183619.

En la playa

Ri&Co, mira al mar y ofrece ricos menús como el “ruta de sabor”. Avda. Castalia, 46 tel: 964286253

Para amantes de la gastronomía local

Del 18 de mayo al 18 de junio se celebrarán las “Jornadas del pulpo y la sepia” y del 15 de septiembre al 15 de octubre las “Jornadas de cocina marinera”.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra pagina web.

¿Eres propietario de algún establecimiento o empresa turística? Si quieres incluir tu destino, propuesta turística, alojamiento, restaurante, turismo y salud, actividades, etc… entre los contenidos de Revista Ibérica (Reportajes, Notas de prensa, Datos prácticos…) solicita información y nos ponemos a trabajar en ello. Formulario de contacto >>>


 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.